INTRODUCCIÓN

La Extremadura que queremos es próspera, desarrollada, identitaria, comarcal, igualitaria, ecológica, sostenible, autosuficiente, generosa, con un pasado atormentado pero un brillante futuro por delante.

Nuestra principal línea de programa es la de quitarnos ese conformismo y esa resignación que hace que pensemos que los gobiernos del PP o del PSOE son lo menos malo que nos puede pasar. Ese complejo que hace que nos dé vergüenza reclamar cosas que son evidentemente justas y necesarias para los extremeños. Muchos extremeños se ríen cuando nos oyen reclamar la deuda histórica o un régimen fiscal especial como el de Canarias pero no se dan cuenta de que se están riendo de ellos mismos, avergonzándose de ser extremeños.

¿Por qué Regionalismo?

Desde Extremeños queremos ser los impulsores de un nuevo Regionalismo: frente a nacionalismos que buscan romper y desunir y frente a centralismos que acaban creando las terribles desigualdades que hoy sufre España, nuestro regionalismo propone que un país solo es fuerte si todas tus regiones lo son.

ECONOMÍA Y EMPLEO

Desde Extremeños queremos un cambio en el modelo productivo. De poco nos sirve a los extremeños nuestro potente sector primario por dos razones: una, porque está tributando fuera de Extremadura y otra, porque si no va acompañado de un sector secundario que transforme toda esa materia prima y evite que el valor añadido quede en manos de intermediarios y multinacionales situadas lejos de Extremadura.

Debemos favorecer la innovación, el conocimiento, el desarrollo sostenible, es decir, favorecer los valores que nos inculquen una cultura y una economía del bien común. Por eso proponemos un plan de industrialización sostenible capaz de crear empleo estable y de calidad. Porque consideramos que las sucesivas reformas de la regulación del mercado laboral han ido en la dirección de facilitar el despido y la contratación temporal por lo que, en una región como Extremadura, con un tejido industrial casi inexistente, los trabajos temporales se encadenan y los indefinidos duran cada vez menos; los trabajadores entran y salen con lo que la rotación de un puesto de trabajo se sitúan entre los más altos de la Unión Europea.

Un desarrollo sostenible quiere decir que debemos cambiar el enfoque. No queremos para Extremadura una industria pesada pero tampoco queremos un conservacionismo a ultranza. Queremos una industria adecuada a nuestra realidad socioeconómica. Solemos decir que el animal más amenazado en Extremadura son los propios extremeños. Para Extremeños, Extremadura no debe de ser entendida solamente como un mero espacio físico que tenemos la obligación de conservar, que también, sino que debe de ser entendido dicho entorno ambiental como uno de los factores que han configurado las señas de identidad de nuestro pueblo; por eso la enorme responsabilidad que tenemos para hacer que pervivan y se muestren nítidamente nuestro patrimonio cultural, arquitectónico, gastronómico, folklórico, paisajístico, ambiental, etc.

Por eso somos partidarios de una sostenibilidad social que garantice la continuidad de la sociedad y del territorio. Es necesario recordar que se protege mejor lo que se ama y sólo se ama lo que se conoce. Esta es la filosofía que anima a los regionalistas extremeños.

Y para poner en marcha esta economía del bien común proponemos la creación de la Agencia Extremeña para la Economía Social cuyos objetivos serán los de dar visibilidad en todo el territorio Extremeño a las ventajas de emprender y asociarse bajo alguna de las la formas de la economía social, y que, además, ofrezca servicios y programas relacionados como formación, asesoramiento o un programa de garantías que reduzca el coste de financiación de proyectos de inversión ligados a un crecimiento sostenible para Extremadura.

AGRICULTURA Y GANADERÍA

Agricultura y ganadería llevan siendo son los pilares tradicionales de la subsistencia del pueblo extremeño desde la noche de los tiempos pero hasta hoy han seguido sirviendo únicamente para la subsistencia de los que no nos hemos visto obligados a emigrar. Se trata ahora de volver a poner la tierra al servicio de quienes siempre han estado dispuestos a trabajarla. Se trata ahora también de poner en valor todos nuestros productos para que tanto el beneficio económico como social se queden en Extremadura y no se exporten como materia prima para que después se vendan envasados lejos de aquí o, lo que es peor, vendidos como productos de otros paises y regiones.

EMPRESA

En primer lugar, todo extremeño autónomo o pequeño empresario que expone todo lo que tiene para salir adelante y prosperar en vez de rendirse y emigrar debe saber que Extremeños se sentirá como en su casa.

En consonancia con nuestra política social de lucha contra la pobreza y por el desarrollo de Extremadura, desde Extremeños no apoyamos una política de subvención total porque tenemos claro que esto hunde la cultura del esfuerzo pero sí que debe facilitarse, y mucho, el acceso a la financiación.

Un crédito fallido no es un gasto inútil porque ha contribuido a desaletargar al extremeño. Pero para esta financiación necesitamos contar con unas instituciones de crédito propias para no depender de los canales habituales para financiar a los extremeños.

Un punto que no queremos olvidar es que entendemos que no se debe favorecer la implantación de empresas de fuera con la excusa del empleo. Los empresarios extremeños deben tener claro que ellos son la prioridad y los extremeños deben tener concienciarse que es mejor ser dueños del fruto de su trabajo a esperar a que una gran empresa “redentora” baje de los cielos del resto del Estado para salvarnos.

Por último, y en consonancia con la Economía Social o del Bien Común, desde Extremeños consideramos que las empresas que adopten el ‘Balance del bien común’ han de disfrutar de ventajas legales: tasas de impuestos reducidas, aranceles ventajosos, créditos baratos, privilegios en compra pública y a la hora de reparto de programas de investigación. Así mismo se establecerá a la hora de adjudicación de obras y servicio, por parte de la Administración, un baremo de puntuación que considere el grado de acogimiento de estas empresas al modelo de Economía Social medido por su Balance del bien común, además de su solvencia económica medida por su Balance financiero como se viene haciendo en la actualidad.

POLÍTICA SOCIAL

Con unos datos de pobreza del 40% erradicarla para nosotros sólo puede ser una prioridad. Desde nuestro grupo parlamentario ya hemos intentado introducir en esta legislatura en la Asamblea el ticket energético. Pero apostamos por otra serie de medidas para paliar la pobreza como son la Renta Básica, un parque público de vivienda y un ticket de transporte público. Todas ellas medidas transitorias para que todos aquellos extremeños que, a causa de la crisis, se han visto abocados a la pobreza tengan oportunidad de contribuir nuevamente al desarrollo de Extremadura. Medidas que han de ser transitorias porque nosotros no queremos perpetuar la pobreza; no queremos la caridad sino la solidaridad entre los extremeños.

Desde Extremeños mantenemos una relación constante y estable con todos los colectivos que llevan años trabajando para los que más están sufriendo las consecuencias de los recortes y las reformas laborales y sociales, porque sabemos que desde ellas recibimos la mejor información y colaboración.

VIVIENDA

Entendemos como imprescindible la paralización de cualquier desahucio de vivienda que esté sujeta a préstamo hipotecario y sea primera vivienda. En el caso de vivienda alquiler contemplamos una serie de supuestos que deben evitar esos desahucios.

A pesar de la existencia de un gran stock de viviendas construidas o en construcción, éste está en manos de la Banca, de Promotoras o del SAREB que no hace sino seguir especulando con ellos. Esto hace que el acceso a la vivienda de un gran número de familias y ciudadanos siga estando en el mismo punto pese a tanto falso anuncio de recuperación económica.

Desde Extremeños proponemos la adquisición por parte de la Junta de un amplio parque de viviendas que, como hemos dicho, permita que los extremeños puedan alcanzar un digno nivel de desarrollo y prosperidad.

IGUALDAD

Desde Extremeños entendemos que si el pueblo extremeño está ya de por sí explotado por el simple hecho de serlo las extremeñas lo estamos doblemente. Las extremeñas han sufrido durante décadas la falta de acceso al mercado laboral y a la educación y, cuando ha sido posible, lo ha sido en condiciones que, aún a día de hoy, siguen mostrando esa discriminación. Las extremeñas deben tener los mismos derechos y oportunidades para avanzar hacia una Extremadura sin ningún tipo de discriminación. A tal fin revisaremos todos los aspectos educativos, reglamentarios y legislativos que son competencia autonómica para eliminarla definitivamente.

POLÍTICA TERRITORIAL

El  Modelo  Territorial  que  queremos  para  Extremadura  es  el  de  una Comunidad Autónoma uniprovincial donde las comarcas, junto con el Gobierno de la Comunidad y la Asamblea, sean las protagonistas de la vida pública. Entendemos que las Diputaciones Provinciales carecen de sentido y sólo duplican servicios y competencias.

Entendemos que la realidad socioeconómica tradicional de Extremadura son sus municipios y comarcas. Por tanto nuestras políticas irán siempre dirigidas a mantener este modelo de población y territorio.

Conviene recordar que Extremadura existe como entidad territorial desde 1653 y no es hasta 1833 cuando sufre la artificial división provincial que tenemos hoy en día.

RÉGIMEN FISCAL

Extremadura necesita converger con el resto de España y con Europa. Converger significa estar al mismo nivel que los demás para poder competir pero desgraciadamente hoy es tal nuestra desventaja que resulta complicado cualquier intento de competencia.

Por eso nuestra insistencia en la demanda de la Deuda Histórica o un régimen fiscal favorable, sencillamente para converger con el resto del Estado pues éste debe ser la principal tarea de un Gobierno Central.

Extremeños se posiciona también en contra de las bajadas de impuestos electoralistas e ideológicas que, a duras penas, intentan disimular su vocación para favorecer a las rentas más altas, opción que a nadie le quepa la menor duda, repercutirá con nuevos recortes en desempleo, servicios públicos y pensiones.

ENERGÍA

Nuestro compromiso con los extremeños es una tarifa eléctrica propia dado nuestro tremendo excedente de producción así como gravar con un impuesto del 8% a todas las corporaciones que se benefician con la explotación de nuestros recursos, tanto hídricos como energéticos o alimentarios, pero no tributan en modo alguno en Extremadura. Es decir, plantas hidroeléctricas, plantas nucleares y todas aquellas grandes explotaciones agrícolas cuyo domicilio fiscal se encuentra fuera de Extremadura.

No hace falta decir que no es ésta una propuesta vacía ni gratuita. Es sencillamente la forma digna y justa de financiar las inversiones y transformaciones sociales que Extremadura necesita.

Además proponemos una Ley de Autoabastecimiento para dejar sin efecto las leyes estatales que impiden y limitan el autoabastecimiento energético.

LEY ELECTORAL

Desde Extremeños volveremos a proponer cuantas veces sea necesario la modificación de la ley electoral que permita rebajar el listón de acceso a la Asamblea de Extremadura desde el 5% al 3%, con el objetivo de ampliar la participación y evitar  que  miles de votos extremeños no se puedan contabilizar con el único y exclusivo fin de perpetuar a las formaciones políticas estatales.

INFRAESTRUCTURAS

Las infraestructuras son una pieza fundamental y estratégica para el desarrollo integral de Extremadura. Defendemos la implantación del AVE pero más sangrante todavía nos parece que no haya ni un solo kilómetro de vía electrificada ni un corredor ferroviario para nuestras mercancías o se haya suprimido la conexión por la Vía de la Plata. Consideramos prioritarias las siguientes actuaciones ferroviarias: un tren digno a Madrid, la reapertura de la Vía de la Plata y los corredores ferroviarios de mercancías hasta Huelva a través de Zafra y hasta Sines a través de Badajoz.

En cuanto a las infraestructuras viarias reclamamos que no se demoren más los planes estatales, en especial los relativos a las A43 a Ciudad Real y la A83 a Huelva. En cuanto a las autovías Autonómicas defendemos la ejecución de las ya proyectadas por la Junta de Extremadura, es decir, la EXA3, EXA4, EXA5 y EXA6.

EDUCACIÓN

Partimos en Extremadura de un complejo que condiciona todo el sistema educativo. Partimos del “si no estudias no eres nadie” y, en el momento que nos formamos en un sistema educativo distante de la realidad extremeña, cuando te has acabado de formar estás listo para emigrar donde esa formación te sirva.

Desde Extremeños tenemos claro que la Educación no puede ser nunca considerada como un gasto sino la principal de las inversiones. Por eso en Extremeños defendemos una Educación pública, gratuita y obligatoria pero, más importante aún, un modelo educativo integral desde Primaria a la Universidad haciendo especial mención a la Formación Profesional. Los extremeños debemos abandonar esa creencia de que si no estudias no eres nadie. La sociedad extremeña necesita, y mucho, grandes profesionales: gente que si la FP no tuviera ese estigma social no se habrían dedicado a estudiar en la Universidad. Esa mentalidad también nos ha dicho que “quiero que mis hijos sean alguien no como yo” y “quiero que estudien para que sean alguien”: médicos, abogados, ingenieros,… aunque no sean necesarios. Este desprestigio social ha resultado en un desequilibrio social que en el caso de Extremadura se ha traducido en emigración.

La Universidad de Extremadura, en particular, necesita la autonomía necesaria para que sus contenidos, medidas y proyectos no vengan impuestos desde fuera y puedan adaptarse a nuestras circunstancias.

Tenemos que adecuar el modelo educativo a la realidad socioeconómica de Extremadura, es decir, a lo que necesita Extremadura, es decir, a que los recursos humanos de Extremadura se puedan quedar en Extremadura para vivir dignamente de los recursos de los que disponemos. Unos recursos, por cierto, que, al contrario de lo que llevan tanto tiempo haciéndonos creer, son muchos.

SANIDAD

En consonancia con nuestro modelo de adaptación a nuestra realidad socioeconómica defendemos un modelo de sanidad con puntos de atención cercanos al medio rural. Es decir, una sanidad libre y gratuita pero para todos los extremeños y no únicamente para los del entorno urbano. En este sentido apostamos por ampliar la capacidad de nuestros hospitales y volver a abrir todos los PACs aunque sean deficitarios porque, para nosotros, la sanidad nunca puede ser considerada un gasto.

CULTURA

Los extremeños tenemos una cultura popular que nos es propia. No necesitamos fomentar ni traer culturas globales que, en el mejor de los casos, son simplemente de consumo y, por tanto, fomentan el individualismo. Desde Extremeños creemos en un modelo cultural que priorice nuestra cultura popular pues es una cultura que promueve los valores de bien común, participación y solidaridad.

En este sentido apoyamos todas las iniciativas y colectivos que tienen como objetivo recuperar y mantener nuestras tradiciones. Queremos hacer especial mención al asunto de la lengua extremeña. Tenemos una lengua certificada por organismos internacionales que nos es propia pero hemos acabado por avergonzarnos de nuestra forma de hablar diciendo a nuestros mayores lo mal que hablan. En este sentido proponemos la paulatina implantación en el ámbito social y educativo de nuestra lengua vernácula, el estremeñu así como la promoción y la protección del resto de lenguas minoritarias de Extremadura, el portugués raiano y la fala.